Fashion

Sostenibilidad y medio ambiente

SOSTENIBLE, ECOLÓGICA Y ÉTICA: estos adjetivos se usan habitualmente para describir el mundo de la moda. No obstante, se recurre a ellos con poca legitimidad.

La sostenibilidad real va más allá de las palabras utilizadas para responder a las preocupaciones del cliente con el único fin de ganarse su confianza y lealtad. La sostenibilidad no es una acción de marketing sin más. Sin embargo, con la mal denominada democratización de la moda y la cultura de usar  y tirar, un altísimo porcentaje de las colecciones es realizado en poliéster y otras fibras sintéticas derivadas del petróleo que no sólo no dejan transpirar nuestra piel, sino que además son nocivos para los océanos y el medio ambiente.

El abandono de los tejidos naturales como el algodón, el lino, la seda, la lana, el cuero y la piel no se deben a razones éticas, sino económicas, y aún no somos conscientes del terrible precio que conlleva.

No hay que olvidar que la piel es un material natural y biodegradable

Por ello, el sector europeo peletero ha creado su propia visión de la moda: la Circular Fashion. Con la implementación del programa de bienestar animal Welfur, totalmente operativo a partir del año 2020, se garantizará que todas las pieles provistas de la etiqueta Welfur procedan de granjas cuya máxima sea el confort y bienestar animal. El programa Welfur, basado en la metodología del proyecto Welfare Quality® de la Comisión Europea, fue desarrollado por científicos independientes de siete universidades europeas.

Nuevas soluciones

Abordamos la problemática medioambiental con el mismo rigor que aplicamos el bienestar animal. Por ello, trabajamos en nuevas soluciones bio en los procesos de teñido y curtido, además de promover la reutilización de las pieles. Una piel cuidada puede durar cien años, eso es sostenibilidad. La sostenibilidad nos concierne a todos, pero para que sea efectiva debemos aportar soluciones concretas. Ésta es la labor del gremio de la peletería.

El futuro de la moda es sostenible porque existe una generación fresca y responsable que está buscando prendas que transmiten valores y un respeto por el medio ambiente.

La moda lenta o Slow Fashion es la alternativa a la moda rápida que aboga por principios como la buena calidad, el medio ambiente limpio y la equidad tanto para los consumidores como para los productores. El Slow Fashion no es una tendencia de temporada, sino más bien una filosofía de consumo responsable de ropa. El movimiento mentaliza y educa a los ciudadanos sobre el impacto de las prendas de vestir en el medio ambiente, el agotamiento de recursos y el impacto de la industria textil en la sociedad. Sostenible y biodegradable Las prendas de piel natural responden a esta filosofía sin renunciar al diseño y a las tendencias. Los nuevos diseños hechos en piel natural están abriendo nuevos caminos a la moda, por su total compromiso con el medio ambiente. La ropa de calidad ayuda a reducir el número de prendas adquiridas que acaban en vertederos ya que dura más y se reduce de esta forma el impacto ecológico y medioambiental en todo el ciclo de producción y consumo. Los materiales fomentados por esta filosofía son productos que no contaminan el medio ambiente, que son biodegradables y que se pueden reutilizar como es el caso de la piel natural, todo lo contrario a la piel sintética tan utilizada en la Fast Fashion, que significa menor precio, pero a cambio también de menor calidad y menor durabilidad. Su producción implica el empleo de acrílicos, modacrílicos, nailon, rayón y poliéster, todas ellas fibras derivadas del petróleo. El sector de la piel está altamente regulado hacia la responsabilidad, el bienestar y la sostenibilidad en cada etapa de su producción, genera millones de empleos, desde la agricultura en comunidades rurales hasta el diseño y artesanía de prendas de moda con sus artesanos en ciudades de todo el mundo. Es un material contemporáneo que atrae a diseñadores y consumidores de todas las edades. Si perteneces al movimiento que quiere salvar el planeta de la contaminación y además promover y ayudar al comercio especializado, es el momento de sumarte a la Slow Fashion.

Deja un comentario

No hay productos en el carrito.